Ciclos Formativos Ángeles Custodios

Bienvenid@s a nuestro nuevo blog, en el que encontrarás material para ampliar y profundizar en las asignaturas del Ciclo Formativo de Auxiliar de enfermería

400 horas de Formación en Centros de Trabajo

Hospital Basurto - Clínicas Dentales -Residencias Tercera Edad.

ÁREAS PROFESIONALES

Enfermería Clínica . Clínica Dental.

ÁREAS PROFESIONALES

Centros de Atención Primaria . Centros de Salud Mental. Residencias Tercera Edad

ÁREAS PROFESIONALES

Balnearios .Centros de Belleza.

domingo, 14 de enero de 2018

los peligros de usar braseros en las personas mayores. FUENTE: El correo digital

Advierten de los peligros de usar braseros en las personas mayores


Aumentan el riesgo de contraer enfermedades víricas por el cambio brusco de temperatura, además de producir varices, mareos e hipotensión que pueden desembocar en caídas

Expertos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) han recomendado a las personas mayores no utilizar braseros en invierno por el riesgo de contraer enfermedades víricas como consecuencia del cambio brusco de temperatura que originan.

"En cuanto sales de estar en contacto con el brasero el cambio de temperatura es muy fuerte por lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades víricas. Además de que producen varices en las piernas porque la sangre se concentra en las extremidades inferiores, lo que produce que al levantarse se produzcan mareos e hipotensión ortostática y puede desembocar en una leve pérdida de conciencia y posibles caídas", ha explicado el geriatra Javier Gómez Pavón.
Ahora bien, son los ancianos con problemas cardiovasculares, respiratorios y neurodenegenerativos, como pudieran ser demencias los que más precauciones deben tomar ante la llegada del frío para evitar este tipo de patologías.
Y es que, el sistema de adaptación a los cambios de temperatura en estos pacientes es el que está "más dañado", lo que contribuye a que su sistema inmunitario se defienda peor ante el frío y pueda dar lugar a un catarro que se convierta en una gripe y la persona mayor acabe ingresando en el hospital.

Mayores desatendidos

Por otro lado, el geriatra ha recordado que casi dos millones de personas mayores viven solos en España, muchos de ellos desatendidos, recibiendo tan solo una visita mensual de alguien conocido. Una situación que, tal y como ha advertido, conlleva que en muchos casos nadie se entere si tienen frío o han caído enfermos debido a las bajas temperaturas.
Con el fin de evitar estas situaciones y, por ende, las enfermedades víricas, el doctor ha destacado la necesidad de que los mayores estén siempre acompañados y, además, ingieran vitaminas del grupo C y la vitamina D, y un menú rico en legumbres y frutas, acompañado de carne y pescado.

viernes, 12 de enero de 2018

Información sobre la gripe. FUENTE: OSAKIDETZA


Información sobre la gripe


Recomendaciones sobre qué hacer si usted presenta síntomas, cuándo debe solicitar atención médica o si precisa de atención urgente fuera del horario de su centro de salud y, los Puntos de Atención Urgente no Hospitalaria a los que puede acudir.

La gripe es una enfermedad infecciosa, producida por tres tipos diferentes de virus: A, B y C. Entre estos tres tipos, los más frecuentes son los dos primeros.



Los síntomas comienzan a manifestarse unos cinco días después de haberse producido el contagio y los más comunes son los siguientes: fiebre alta, dolor de cabeza y muscular, postración y malestar generalizado. En algunas ocasiones también se puede dar congestión nasal, dolor de garganta y tos.
Esta enfermedad puede afectar a cualquier persona. Hay colectivos, en cambio, que sufren en mayor medida las consecuencias de la gripe: personas mayores y aquellas que tienen otros problemas de salud (diabetes, EPOC, enfermos renales o hepáticos, etc.). En estos casos, la enfermedad puede complicarse y por ello, es muy recomendable que este colectivo de riesgo se vacune.
El virus se transmite de persona a persona, principalmente por el aire, a través de las gotitas de saliva y secreciones nasales que se expulsan al toser, al hablar o al estornudar y que quedan dispersas en el aire, en las manos o en las superficies.
El contagio puede producirse directamente por inhalación de microgotas procedentes de una persona infectada o indirectamente por tocarse los ojos, la nariz o la boca después de haber tocado las microgotas infectadas que han quedado en las manos o depositadas en superficies.
El diagnóstico de la gripe es clínico y epidemiológico, y no es recomendable utilizar antibióticos para hacer frente al virus. Lo adecuado en el caso de tener la gripe, es llevar a cabo medidas de apoyo, es decir, utilizar antitérmicos, guardar cama e hidratarse bien.
Para su prevención, lo más adecuado y más eficaz es la vacunación. Cabe destacar, que la vacuna contra la gripe no evita la enfermedad en todos los casos, pero de producirse ésta, es más leve y exenta de complicaciones. Esta vacuna apenas tiene contraindicaciones, la única es la hipersensibilidad a los huevos de gallina y se puede administrar a mujeres embarazadas. El Departamento de Salud del Gobierno Vasco lleva a cabo todos los años una campaña dirigida a los grupos de riesgo durante los meses de septiembre y octubre.

Qué hacer si usted presenta síntomas


  • Permanezca en el hogar, no acuda al trabajo, a la escuela o a lugares concurridos al menos hasta 24 horas después de la desaparición de la fiebre sin usar medicamentos que la bajen.
  • Manténgase a la mayor distancia posible (como mínimo 1 m) de las personas que no presentan síntomas.
  • Al toser o estornudar cúbrase bien la boca y la nariz con el codo o con un pañuelo para retener las secreciones respiratorias.
  • Use preferentemente pañuelos desechables para sonarse los mocos y tírelos nada más usarlos.
  • Lávese las manos a menudo con agua y jabón para evitar la transmisión de los virus y siempre después de toser, estornudar y sonarse.
  • Renueve el aire del recinto donde se encuentre abriendo las ventanas con frecuencia.
  • Puede tomar analgésicos o antitérmicos para el dolor de cabeza o la fiebre.
  • Nunca tome antibióticos por su cuenta; si fuesen necesarios, su médico o médica se los recetara.

jueves, 11 de enero de 2018

El mapa de la obesidad en España. FUENTE: El correo digital

La obesidad en España

Afecta ya a un 25% de la población, un dato que en Europa solo supera Reino Unido | La Legión ya se ha puesto a dieta y Andalucía regulará por ley la guerra contra el sobrepeso

Añadir leyenda

Dos de cada diez personas son obesas o tienen problemas de sobrepeso en España, según un estudio realizado el año pasado por un grupo de investigadores británicos en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS). Una tendencia que va en aumento y que afecta ya a un 25% de la población en España, que ostenta un alarmante segundo puesto en Europa como país con más casos de obsesidad y sobrepeso, solo superado por Reino Unido. El problema no es, ni de lejos, una cuestión estética, si no que se traduce en un incremento de ataques del corazón, enfermedades del hígadodiabetes cánceres relacionados con un estilo de vida sedentario. Repercupe en un aumento del gasto sanitario y se asocia incluso con más muertes que el bajo peso.
La importancia de atajar este problema queda patente con dos iniciativas que han saltado a las portadas apenas iniciado el año. La primera ha sido la decisión de la Legión de declarar la guerra al sobrepeso entre los miembros de esta unidad de élite de la infantería española. La segunda, el anuncio del Gobierno andaluz de que regulará mediante un proyecto de ley, el máximo rango normativo, la promoción de una vida saludable y una alimentación equilibrada; con medidas que incluyen la exigencia a los restaurantes de disponer de menús saludables y el acceso gratuito al agua potable en todos los lugares públicos.



miércoles, 10 de enero de 2018

La empatía médica ¿cuál es el impacto en los pacientes?FUENTE: aeiou web

La empatía médica ¿cuál es el impacto en los pacientes?


En una consulta médica “ocurren cosas” entre el personal sanitario y los pacientes que escapan de lo estrictamente médico. Si, porque allí se encuentran dos seres humanos. Y se construye (o no) una conexión/vínculo que es determinante para ambos (desde el punto de vista profesional: mayor eficiencia y menos bournout. Desde el personal: transformando vidas).

Contamos con excelentes profesionales que están muy preparados. Muchos no olvidan tampoco que la medicina además de ciencia es también un arte. Y aquí está la “guinda del pastel”, lo que marca la diferencia, aquello que lo cambia todo, que lo transforma a mejor: el médico (enfermera/o) que “conecta” con el paciente, lo comprende y por tanto lo “sana” porque está más cerca del enfermo que de su enfermedad.


Todos nos hemos encontrado con un médico que ha sabido presentarse, llamarnos por nuestro nombre, sonreír, mirarnos a los ojos, quizás poner su mano en nuestro hombro, asegurarse de que le comprendemos, que nos da la información que necesitamos sobre nuestra enfermedad… Sabemos lo potente que es esa conexión y la confianza que genera, cómo nos involucra en el tratamiento, cómo influye en nuestra recuperación y en nuestra implicación para co-responsabilizarnos de nuestra enfermedad.

Sin duda alguna lo que más valoran los pacientes  es “sentirse cuidados”, ni más ni menos, pero con todo lo que conllevaPremian especialmente que se les escuche y que se establezca con ellos una relación comunicativa, afectiva y asertiva en un lenguaje comprensible para ellos. Las tres C,s de la Consulta: Comunicación, Comprensión y Confianza. Y lo más maravilloso de esto es que a mayor comunicación, comprensión y confianza más satisfacción por ambas partes y mejores resultados en todos los sentidos.

Una relación empática requiere en primer lugar PRESENCIA. Esa actitud, ese saber estar que le transmite al paciente “en estos momentos eres tú lo único que me importa” (a pesar de mi cansancio, la sala de espera llena y la demora). Esto requiere mucha autogestión emocional. Es decir, un saberme recuperar de los momentos complicados para entrar “nuevo” en la siguiente visita. Un resetear continuo. Vivir el momento presente haciendo un esfuerzo para dejar de lado aquellos pensamientos y sentimientos que me apartan de lo que está ocurriendo en ese instante (mi auto dialogo). Sin presencia no puedo escuchar verdaderamente. No puedo intuir aquella información que está detrás de las palabras del paciente: lo que me dice, cómo me lo dice, lo que no me dice, sus necesidades ocultas, su sentir, la emoción en la que se encuentra…
Saber lo que tenemos que hacer muchas veces no es suficiente. Muchas veces el mensaje en una consulta se limita a dirigirse a nuestro cerebro racional. Y aunque comprendemos, no nos sentimos capaces de hacer lo que nos dicen.
Sabemos, por ejemplo, que fumar es muy nocivo para nuestra salud, comprendemos el mensaje, nuestra razón lo asimila a la perfección. Eso es fácil. Sin embargo, me siento incapaz de dejar de fumar. Mi inconsciente me dice: el tabaco me ha acompañado en los buenos y los malos momentos toda mi vida, en mi ocio, en las celebraciones y también en mis momentos de soledad, de angustia… Siento inseguridad y miedo ante la idea de que desaparezca de mi vida. Ya sé que esto no suena muy racional (me puedo repetir una vez más que es malo para mi) pero sigo sintiendo lo que estoy sintiendo aunque no sea muy consciente de ello…
Ahora bien, si encuentro el apoyo, las palabras oportunas que van directas al corazón (no a mi cabeza) y el reconocimiento necesario… Será más fácil para mi dejar de fumar. Si mi médico sabe contagiarme de su seguridad y me lleva a otro tipo de emoción más adecuada para poder dejar de fumar (que el miedo) será, sin duda, de una gran ayuda. Si me lleva a la alegría, a la satisfacción de saber a todo aquello que estoy diciendo “SI” al dejar de fumar, me anima a poner todo mi esfuerzo en ello. Me hace sentirme capaz y eso es muy poderoso, nos da mucho poder.
Está muy bien reclamar empatía al personal de la salud. Pareciera que es su responsabilidad y no digo que no sea así. No obstante, las relaciones que funcionan son empáticas por ambas partes. Aquellas en las que la empatía es bidireccional. ¿Somos los pacientes empáticos con los médicos? Muchas veces no. Es cierto que el paciente es el enfermo pero cuantas veces nos olvidamos que los médicos, las enfermeras no son héroes, son trabajadores como todos, son personas con sus problemas y sus historias.
La amabilidad sólo abre puertas venga de donde venga. La exigencia tuerce o complica las cosas. Como pacientes queremos encontrarnos con un médico que sea empático, que nos escuche y comprenda, que sea respetuoso con nosotros y nuestra enfermedad. Y esta premisa es válida también para el médico porque todos queremos que la relación y la visita fluya de la mejor manera posible. También desea que llegado el momento podamos comprender como pacientes que lleva un día complicado y por eso, nos ha hecho esperar, que tal vez no ha dormido o se ha quedado sin comer y aún así está por nosotros.
Estoy segura de que si todos conociéramos las historias de cada cual (el mes pasado enterró a su hijo, estoy pasando por un divorcio, me han diagnosticado cáncer, esta noche no me he acostado porque he tenido una mala guardia, no sé cómo pagar este tratamiento…) todos nos trataríamos mejor. Lo cierto es que no lo sabemos, pero eso no es excusa para no intentar comprender y adentrarnos en el mundo del otro (eso es empatía).

En el día a día de una consulta hay muchas circunstancias que no dependen del médico/enfermero (falta de tiempo, recursos…) y también hay muchas otras que sí. Atender con amabilidad, mirar a los ojos del otro, querer conectar con sus necesidades, escuchar activamente para llegar más allá de sus palabras…CONECTAR con el paciente porque hay un interés sincero en saber cómo se encuentra hoy, en cómo está, en cómo sigue el tratamiento…

Todo esto depende únicamente de la ACTITUD.

Ante el desgaste de la rutina hay que convencerse una vez más que ese es el camino y reconectar con aquello que te ha traído hasta aquí: tu vocación. El para qué de un largo camino que pasa por muchos años de estudio y esfuerzo. Algo que todo médico/enfermero sabe identificar en su interior.
¿Qué te llevo a convertirte en médico/enfermero?
¿Cuál es el propósito que da sentido a tu profesión?
¿Qué tiene la medicina (la enfermería) para que la eligieras entre otras profesiones?
A veces despreciamos los pequeños gestos. Un antiguo proverbio chino dice que “el leve aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”.

No subestimemos los pequeños detalles porque sostenidos en el tiempo tienen un efecto multiplicador en la vida del paciente. Enfocarse en lo que sí depende de uno puede generar grandes cambios en la vida del paciente.

En la ecuación del valor del profesional los conocimientos, la experiencia, las habilidades SUMAN, pero no olvidemos nunca que la ACTITUD MULTIPLICA.

lunes, 18 de diciembre de 2017

hipertensíon: fuente: saber vivir

Hipertensión

¿Cuándo ha sido la última vez que te has tomado la tensión? Hay quien no lo hace prácticamente nunca y es un error ya que tener la tensión alta no da síntomas pero es peligroso para la salud. Y si tú eres de cifras más bien altas, no lo dejes pasar, con sencillos cambios de hábitos puedes llegar a controlarlas.

¿QUÉ ES LA HIPERTENSIÓN?

Unos 14 millones de españoles sufren hipertensión. Y unos 4 millones estarían sin diagnosticar, según la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA). Sin embargo, se trata de un trastorno que se puede prevenir fácilmente, ya que en muchos casos depende de los hábitos y la alimentación.
Se considera que una persona sufre hipertensión arterial –o como popularmente se dice, "tiene la tensión alta"– cuando las cifras de tensión o presión arterial (TA) se mantienen elevadas en el tiempo, ya sea de manera puntual para luego normalizarse, o bien de forma prolongada y constante.
Para que el organismo funcione bien, la presión arterial debe mantenerse constante dentro de unos valores determinados: 
  • Tensión sistólica. También llamada máxima o alta (PAS). La cifra normal en los adultos es de 120 mmHg.
  • Tensión diastólica. Se denomina también mínima o baja (PAD). El valor normal es de 80 mmHg.
¿A partir de qué cifras es hipertensión? La presión arterial se considera alta o elevada cuando la tensión sistólica (alta) es igual o superior a 140 mmHg y/o la tensión diastólica (baja) es igual o superior a 90 mmHg.
Hablar de tensión arterial descompensada no es correcto. Se suele utilizar esta expresión cuando la máxima y la mínima tienen valores muy cercanos. Pero esto es irrelevante. Lo correcto es referirse a la tensión arterial como alta, baja o normal según los valores 120/80 mmHg.

¿Por qué hay dos valores?

La presión arterial es la fuerza con la que la sangre golpea las paredes de las arteriasa su paso por ellas. Cada vez que el corazón late, expulsa la sangre contra los vasos sanguíneos, siendo en ese momento cuando la presión arterial es más alta.
Por el contrario, entre un latido y otro, el corazón se encuentra en reposo y es cuando la presión arterial es más baja.
Es decir, que cuando el corazón se contrae, la presión arterial aumenta (presión máxima o sistólica); y cuando se relaja, disminuye (presión arterial mínima o diastólica).
La tensión arterial sistólica aumenta con el paso de los años de manera normal. Con frecuencia, la mujer tiene cifras de tensión inferiores al hombre durante toda su vida, pero al llegar a la menopausia, y sobre todo a partir de los 60 años, estas cifras se incrementan y es cuando suelen aparecer los problemas de hipertensión.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

El principal problema de la hipertensión arterial es que no siempre provoca síntomas. En ocasiones, se descubre cuando la persona ya sufre algún otro problema de salud, como una enfermedad cardiovascular.
Sin embargo, a veces sí que existen algunas señales que nos pueden alertar de una posible hipertensión y que debemos consultar al médico. Las más habituales son estas:
  • Dolores de cabeza frecuentes sin otra causa que los justifique.
  • Sangrados de nariz espontáneos, sin habernos dado ningún golpe.
  • Palpitaciones en la cabeza o en el pecho, incluso estando tranquilos.
  • Mareos o visión borrosa.
  • Dificultad para respirar correctamente.
  • Náuseas y vómitos.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

El diagnóstico de la hipertensión arterial (HTA) se realiza fácilmente mediante la medición de la presión arterial en la consulta del médico con un aparato llamado esfingomanómetro (o tensiómetro).
En algunos casos, pueden ser necesarias otras pruebas, como un holter, una máquina que debe llevar el paciente consigo durante 24 horas y que va midiendo su presión arterial a lo largo del día. 

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

Mantener un estilo de vida cardiosaludable no solo es la mejor forma de prevenir la hipertensión arterial, sino también de tratarla y tenerla bajo control:
  • Sigue una dieta sana y equilibrada. Procura aumentar el consumo de frutas, hortalizas y verduras, legumbres, pescados, aves, frutos secos, cereales y aceite de oliva virgen para condimentar. Reduce la ingesta de carnes rojas y evita los productos procesados y precocinados, por su elevado contenido en sal.
  • Haz ejercicio físico. Practica alguna actividad a diario, o al menos procura caminar durante 30 minutos a buen ritmo.
  • Deja el tabaco. Al fumar un cigarrillo, la presión arterial aumenta notablemente y se mantiene así hasta 15 minutos después. Se ha visto que dejar este hábito tiene unos efectos positivos sobre la tensión arterial superiores a los que pueda ejercer cualquier fármaco. 
  • Limita el consumo de alcohol. Aunque algunos estudios sostienen que tomar un vaso de vino al día, durante la comida, puede ser beneficioso para el sistema cardiovascular, superar esta cantidad tiene el efecto contrario: provoca un incremento de la presión arterial y perjudica al corazón. 
Una vez diagnosticada la hipertensión arterial,  la dieta es la clave inicial para su tratamiento. Un menú bajo en sal, junto con la práctica de ejercicio físico regular, pueden evitar la necesidad de tomar medicamentos.
Cuando estas medidas no son suficiente, puede ser necesario que el médico recete algún fármaco antihipertensivo. Pero bajo ningún concepto debe tomarse por cuenta propia, ya que puede provocar daños mayores en el organismo.

Ojo con ciertos fármacos

No solo los alimentos contienen sal, también puede estar presente en la composición de algunos medicamentos, sobre todo en las fórmulas efervescentes.
Los anticonceptivos orales y la terapia hormonal sustitutiva pueden producir ligeras elevaciones de la presión arterial.

¿POR QUÉ ES PELIGROSO TENER LA TENSIÓN ALTA?

Tener hipertensión arterial es un serio riesgo para la salud, ya que favorece la aparición de enfermedades cardiovasculares, como infarto agudo de miocardio, trombosis y derrame cerebral, entre otras.
Para poder soportar la presión, el corazón debe trabajar a un ritmo superior al que está acostumbrado y realizar un sobreesfuerzo. Esto puede provocar un aumento de su tamaño y también afectar a otros órganos, como el cerebro, los riñones, las extremidades inferiores (piernas y pies) e, incluso, los ojos si no se pone remedio.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Angina de pecho

La angina de pecho puede afectar tanto a hombres como a mujeres, sobre todo en edades comprendidas entre los 45 y los 75 años. En el caso de la mujer, existen más probabilidades de sufrirla a partir de la menopausia.

Al ser una enfermedad grave, hay que actuar con urgencia y acudir sin demora al médico para su estudio. Para ello es importante reconocer los síntomas más habituales.
Bien controlada por el especialista, tomando la medicación adecuada y llevando un estilo de vida cardiosaludable, se puede disfrutar de una vida normal en la mayoría de los casos.

¿QUÉ ES UNA ANGINA DE PECHO?

Cuando el corazón no recibe la cantidad adecuada de sangre, es incapaz de realizar su función de bombeo con normalidad, lo que se traduce en la aparición de una angina de pecho, también conocida como “angor”.
El aporte insuficiente de sangre al músculo cardiaco es debido a la obstrucción de las arterias coronarias, que son las encargadas de llevar la sangre oxigenada al corazón. La causa más frecuente es la arteriosclerosis por acumulación de placas de grasa en las paredes de los vasos, lo que impide que el torrente sanguíneo circule por ellos con normalidad.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

El más habitual es sentir un dolor agudo en el centro del pecho que cede a los pocos minutos y tiene las siguientes características:
  • Normalmente aparece en el “área de la corbata”, pero puede extenderse hacia la mandíbula, los brazos y la espalda.
  • Suele describirse como opresión, quemazón o tirantez, más que como dolor.
  • Dura entre 5 y 15 minutos.
  • Suele coincidir con una situación de estrés emocional o mientras se realiza algún esfuerzo o actividad física.
  • Náuseas, vómitos, sudoración, palpitaciones y malestar general son otros síntomas que pueden acompañar al dolor.
  • Normalmente desaparece con el reposo.
Si la angina de pecho no se trata, la obstrucción de las arterias irá en aumento y terminará provocando un infarto agudo de miocardio, pudiendo provocar una muerte súbita.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA DE UN INFARTO?

Mientras que en la angina de pecho el flujo de sangre se interrumpe de forma temporal, durante un infarto esta interrupción es permanente e irreversible.
Aunque los síntomas son muy similares, el dolor y las molestias que produce un infarto son más intensos, suelen durar más de 30 minutos y no desaparecen con la toma de nitroglicerina sublingual. 
Es importante saber que no todos los dolores en el pecho son causados por una angina o un infarto. Por eso, deben ser consultados siempre con el médico para descartar estas y otras enfermedades.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

Para prevenir que la angina de pecho derive en patologías cardiacas más graves, lo principal es que la persona que la ha sufrido sea consciente de su enfermedad e introduzca una serie de cambios en sus hábitos de vida: 
  • La alimentación debe ser rica en frutas, verduras, cereales, pescados, carnes magras y legumbres. Y baja en grasas saturadas, sal y azúcares.
  • Practicar deporte de forma habitual es otra de las recomendaciones de los cardiólogos a los pacientes de angina. El ejercicio debe ajustarse a las condiciones físicas de cada persona. Caminar, nadar y montar en bicicleta son algunas de las actividades más beneficiosas.
  • Es fundamental dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol a ocasiones esporádicas. 
Al margen de aconsejar estos hábitos cardiosaludables, el especialista puede prescribir un tratamiento que puede incluir fármacos como estatinas (para reducir el colesterol), aspirina y otros antiagregantes plaquetarios (para impedir la formación de trombos o coágulos).
En el caso de una mujer, el médico puede valorar también la conveniencia o no de seguir una terapia estrogénica, consistente en administrar hormonas para reducir el riesgo de cardiopatías tras la menopausia.
A las personas que ya han sido diagnosticadas de angina de pecho y que corren el riesgo de que se repita, el médico puede recomendarles que lleven siempre consigo una pastilla de nitroglicerina sublingual, que se coloca debajo de la lengua cuando empiezan los síntomas. Este fármaco solo debe ser utilizado en el momento de la crisis para aliviar el dolor y frenar la angina.

¿Es necesario operar?

En algunos casos más graves de angina de pecho se puede recurrir a la cirugía para una revascularización, que consiste en restaurar el suministro de sangre oxigenada al corazón a través de las arterias coronarias obstruidas.
Además de eliminar o aliviar los síntomas, este tipo de intervenciones puede prevenir que el paciente sufra un infarto agudo de miocardio, mejorando su estado y aumentando su esperanza de vida.

¿QUÉ FACTORES DE RIESGO EXISTEN?

La arteriosclerosis no provoca síntomas hasta que las arterias se obstruyen y aparece la enfermedad, ya sea angina de pecho o infarto. Por eso es muy importante evitar estos factores de riesgo cardiovascular:
  • Obesidad. Procura mantener un peso saludable y evita especialmente la grasa en la zona abdominal.
  • Sedentarismo. Practica ejercicio físico moderado con regularidad. Andar al menos 30 minutos al día a paso rápido puede reducir el riesgo cardiovascular un 11%, según la Federación Mundial del Corazón.  
  • Tabaco. Los fumadores tienen un riesgo tres veces más alto de sufrir una enfermedad cardiaca que los no fumadores, según la Fundación Española del Corazón. Infórmate en tu ambulatorio o centro hospitalario más próximo sobre los programas para dejar de fumar.
  • Alcohol. Aunque algunos estudios sostienen que beber una copita de vino al día puede resultar beneficioso para la salud cardiovascular, otros cuestionan este efecto. Lo que sí está ampliamente demostrado es que un consumo excesivo de alcohol incrementa el riesgo de angina o infarto.
  • Otras enfermedades. Llevar un buen control de la diabetes y la hipertensión arterial también ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Claves enfermeras para el cuidado de la piel. fuente: diario enfermero


Claves enfermeras para el cuidado de la piel


 El cuidado de la piel es un cuidado más. 
El órgano más grande de nuestro cuerpo es en muchas ocasiones el espejo de patologías graves y mantener una piel protegida de agentes externos nos ayuda a prevenir multitud de enfermedades. Las enfermeras son las profesionales del cuidado por excelencia y por esta razón, cada vez hay más que desarrollan su actividad profesional en este ámbito. Recibimos continuamente información sobre diferentes tratamientos y rituales de belleza, sin embargo, es difícil tener claro qué es lo más recomendado para mantener hábitos saludables.

martes, 12 de diciembre de 2017

Colesterol. fuente: saber vivir

Colesterol


¿QUÉ ES EL COLESTEROL?

El colesterol es una sustancia muy importante para el organismo, ya que interviene en la formación de los ácidos biliares, que son imprescindibles para la digestión de las grasas. Asimismo, los rayos de sol lo transforman en vitamina D para proteger la piel de agentes químicos y evitar su deshidratación. Además, a partir de él se forman algunas hormonas, como las sexuales y las tiroideas. La sangre transporta el colesterol desde el intestino o desde el hígado hasta los órganos, que lo necesitan para desarrollar sus funciones adecuadamente.
El problema está cuando las cifras de colesterol son muy elevadas, ya que junto con la hipertensión, la obesidad y la diabetes, es uno de los factores más importantes de riesgo cardiovascular. Y esto se traduce en una mayor probabilidad de sufrir por ejemplo un infarto agudo de miocardio, la primera causa de muerte entre la población española por delante del cáncer.

¿Cómo saber si lo tienes alto?

Existen dos tipos de colesterol: el HDL o colesterol “bueno” y el LDL o colesterol “malo”. Los análisis de sangre a veces solo recogen la cifra de colesterol total. Si sale alterada, es conveniente realizar un perfil lipídico para ver los valores de cada tipo de colesterol por separado. En general, las cifras recomendadas son estas:
  • Colesterol total: inferior a 200 mg/dl. Se habla de hipercolesterolemia cuando se supera este valor. Por encima de 240 mg/dl, se duplica el riesgo de sufrir un infarto.
  • Colesterol HDL o “bueno”: superior a 35 mg/dl en el hombre y a 40 mg/dl en la mujer. Si está alto contrarresta el peligro del colesterol total.
  • Colesterol LDL o “malo”: menos de 100 mg/dl. Las cifras por encima de 160 mg/dl son peligrosas.
  • Triglicéridos: esta grasa debe estar por debajo de 150 mg/dl. Se habla de hipertrigliceridemia si las cifras son mayores de 500 mg/dl.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

El principal peligro de tener el colesterol alto es precisamente que no produce síntomas físicos ni otros signos que puedan hacernos sospechar. Para averiguarlo, es necesario un análisis de sangre que determine los niveles. De ahí la importancia que tiene hacerse analíticas de control anualmente.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

Tanto para su prevención como para su tratamiento, seguir una dieta sana y equilibrada, como la mediterránea, es fundamental y la primera medida terapéutica que el médico recomendará. Con estas pautas, en muchos casos se puede mantener el colesterol a raya sin necesidad de medicación: 
  • Aumentar el consumo de verduras, hortalizas, frutas, legumbres, frutos secos, semillas, cereales integrales y aceite de oliva como grasa saludable.
  • Consumir pescado al menos 3 veces por semana, sobre todo pescado azul por su riqueza en ácidos grasos poliinsaturados, que contribuyen a la regulación de las cifras de colesterol.
  • Suprimir o reducir al máximo el consumo de grasas saturadas, presentes en carnes rojas, bollería industrial, precocinados, congelados…
  • Tomar lácteos desnatados, ya que tienen un contenido más bajo en grasas.
  • Limitar el consumo de alcohol, porque eleva los niveles de colesterol en sangre.
  • Dejar de fumar, pues está comprobado que el abandono de este hábito reduce los niveles de colesterol LDL o “malo” e incrementa los niveles del HDL o colesterol “bueno”.
  • Practicar ejercicio físico con regularidad, principalmente aeróbico, como caminar a diario a buen ritmo. 
Con frecuencia las personas que sufren sobrepeso u obesidad tienen los valores de colesterol y triglicéridos elevados. Al perder peso, pueden reducir las cifras y llegar a normalizarlas sin necesidad de tratamiento.
Sin embargo, cuando todas estas medidas no son suficientes para controlar las cifras de colesterol, el médico puede pautar un medicamento específico para ello. No todos los fármacos son iguales, ni tampoco igual de efectivos para todas las personas, por lo que es muy importante no automedicarse. El médico decidirá cuál es el medicamento más adecuado para cada paciente.
Por otro lado, en el mercado existen algunos productos "anticolesterol", como margarinas o lácteos, que pueden resultar efectivos en algunos casos.

¿POR QUÉ ES TAN PELIGROSO TENER EL COLESTEROL ALTO?

Cuando las cifras de colesterol no se mantienen entre los límites que se consideran “normales”, las células no son capaces de absorber el colesterol que circula por la sangre y el exceso se va depositando en la pared de las arterias. Esto provoca su estrechamiento progresivo y acaba originando la temida aterosclerosis, es decir, su endurecimiento.
Estos acúmulos de grasa se pueden producir en las paredes de todos los vasos sanguíneos, pero cuando lo hacen en los que irrigan el corazón y el cerebro, la sangre no puede pasar a través de ellos adecuadamente, originando graves enfermedades, como infarto o ictus.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Así eran las damas enfermeras de ‘Tiempos de guerra’ FUENTE: diario enfermero

Así eran las damas enfermeras de ‘Tiempos de guerra’


Antena 3 triunfa con ‘Tiempos de guerra’, su serie sobre las damas enfermeras que asistieron a los heridos en el desastre de Annual. Pero, ¿cómo vivieron estas profesionales esa guerra?, ¿Qué datos existen actualmente sobre este desastre?

viernes, 8 de diciembre de 2017

Canarias publica una guía para enfermeros y médicos para prevenir el pie diabético. FUENTE: DIARIO MEDICO

Canarias publica una guía para enfermeros y médicos para prevenir el pie diabético



El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, ha presentado junto a la directora general de Programas Asistenciales, Elisabeth Hernández, la ‘Guía de Actuación para la Prevención del Pie Diabético’, elaborada por los profesionales del Servicio Canario de la Salud (SCS), y que tiene como fin que sirva de referencia a los médicos y enfermeros de Atención Primaria y Atención Hospitalaria para abordar las complicaciones en la salud del paciente diabético.

 se trata de una patología que “representa una de las principales preocupaciones para el SCS; pues, por diversas razones, como en el resto del mundo, ha ido en aumento en las últimas décadas”. En relación al pie diabético señaló que se trata de una de las complicaciones “más graves” que genera la diabetes, una patología crónica que se caracteriza por el aumento de los niveles de glucosa en la sangre y que puede llevar a la amputación de toda o una parte de una extremidad inferior a como consecuencia de una lesión o úlcera en el pie, según explicó la Consejería en nota de prensa.
Añadió que las úlceras en el pie del paciente con diabetes es una de las complicaciones “más frecuentes”, apareciendo en el 15 por ciento de los casos durante el transcurso de la enfermedad, con una incidencia global anual de entre el 2 y 3 por ciento, y del 17 por ciento en aquellos con neuropatía. Su prevalencia oscila entre el 2 y el 10 por ciento. Asimismo, las personas con diabetes tienen entre 15 y 40 veces más posibilidades de sufrir una amputación de miembros inferiores que las personas no diabéticas, de tal forma que los diabéticos con una úlcera en el pie sufrirán una amputación en el 14, 20 por ciento de las ocasiones. En el caso de las amputaciones de miembros inferiores a nivel nacional, en 2009 la tasa (por 1.000 personas diabéticas) era de 4,7 para hombres y de 1,7 para mujeres aunque matiza que según el territorio geográfico, estos porcentajes varía.
Mejorar la calidad de vida
Por otro lado, Baltar subrayó que el objetivo de la Guía es mejorar la calidad de vida de los pacientes diabéticos, ya que las complicaciones del pie de las personas con diabetes “son de las más graves y costosas entre todas” las ocasionadas por la diabetes mellitus, puesto que implica una “gran merma de la calidad de vida de las personas que la padecen con consecuencias muy dramáticas”. Por su parte, la directora general de Programas Asistenciales Programas Asistenciales, Elisabeth Hernández, indicó que la guía nace de la “necesidad de unificar e integrar las diferentes actuaciones que se llevan a cabo en el SCS frente a este importante problema de salud”.
Para ello, afirmó que se ha tenido en cuenta los programas, protocolos, iniciativas y trabajos de investigación que se llevan a cabo. De todos modos, añadió que el actor principal de la enfermedad “es el propio paciente, éste debe ser consciente de la importancia del auto-cuidado de los pies, al igual que del control de la glucemia y de otros factores de riesgo cardiovasculares, como lo es el tabaquismo o el consumo inadecuado de alcohol”, entre otros. Por ello, subrayó la necesidad de concienciar al paciente de los riesgos de la diabetes y lograr su implicación y corresponsabilidad en el cuidado de su enfermedad, algo que “supone uno de los retos a los que se debe enfrentar el profesional sanitario en la lucha contra este importante” problema de salud atendiendo a que los resultados “favorables dependerán de la implicación y colaboración del paciente”.
La guía consta de dos versiones, una ampliada y otra resumida, y de cada una de ellas se imprimirán 3.500 ejemplares para distribuir entre todos los médicos de familia y enfermería de Atención Primaria, así como a médicos y enfermería de las especialidades hospitalarias implicadas en la atención de este proceso, tales como son los de Urgencias, Cirugía Vascular, Endocrinología, Medicina Interna, y Cirugía General, entre otros. También se encontrará en formato electrónico y se podrá encontrar a través de la página principal del SCS, así como el acceso desde la Historia de Salud electrónica del paciente, pudiendo ser descargado y consultado libremente.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

El 16% de los adolescentes, en riesgo de contraer enfermedades sexuales. fuente: el correo digital

El 16% de los adolescentes, en riesgo de contraer enfermedades sexuales

El dato, que se refiere a los jóvenes españoles, mejora el promedio europeo, que se sitúa en el 26,7%

Casi el 16% de los adolescentes españoles corren el riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual frente al promedio del 26,7% en otros países europeos, según una encuesta de la organización Youth Against AIDS junto con la aplicación de citas alemán Lovoo publicada hoy.
El sondeo, efectuado a más de 6.100 adolescentes en más de siete países europeos, entre ellos España, Francia, Italia, Alemania y el Reino Unido, revela además que de los más de 1.000 jóvenes españoles entre 16 y 21 años encuestados, solo el 28% respondió correctamente a las preguntas sobre enfermedades de transmisión sexual (ETS). Eso a pesar de que una gran proporción se siente plenamente informada, de acuerdo con el informe divulgado en Ginebra.
No obstante el promedio europeo se sitúa por debajo con el 24,1% y el porcentaje italiano es con cuatro veces peor que el español con un 7,7% de jóvenes en Italia que respondieron correctamente a las preguntas sobre ETS. Francia sin embargo, saca mejor nota que España con un 34,1% de los adolescentes contestando bien.
La encuesta revela además que el 15,8% de los adolescentes españoles no usa condón y se expone a un gran riesgo de transmisión de enfermedades. Pese a todo, este porcentaje es mejor que el promedio europeo, que se sitúa en el 26,7%. Hasta un 9,7% de los españoles adolescentes confesó que nunca había usado la prevención, ya sea con una píldora o con otro método anticonceptivo, menos que la media del 11,9%.
En el Reino Unido el porcentaje "es alarmantemente elevado" con un 16,6%, sostiene Youth Against ADIS (YAA). Para esta organización, la encuesta revela brechas en la educación sexual de los jóvenes.
El informe sostiene que la mayoría de los adolescentes españoles recibió educación sexual a la edad de 12,9 años, similar al promedio europeo de 12,5 años. En Alemania es a los 11,1 años de media, en tanto que en Francia la edad promedia es idéntica a la de los españoles.
El 45,4% de los encuestados españoles dijo que la escuela era el lugar donde recibían educación sexual, pero la mayor fuente de información fueron páginas web. En comparación, la media de los siete países encuestados es inferior con el 31,8%.
A la hora de hablar de sexo, también hay diferencias entre los países, ya que en España, Francia y Alemania, así como en Italia, a los encuestados les gusta hablar con sus amigos (70%) y compañeros (30-40%) sobre este tema, pero menos con los padres (15-20%) y apenas con los profesores (menos del 5%).
En el Reino Unido sin embargo los adolescentes hablan a menudo con sus profesores sobre el sexo. "Los resultados son un claro llamamiento a la acción para cualquiera que piense que la educación sexual ya no importa hoy en día. Todo el mundo piensa que sabe todo, pero si rascas en la superficie, te das cuenta de que todavía nos queda mucho por hacer", afirmó el presidente y director ejecutivo de YAA, Daniel Nagel.

martes, 5 de diciembre de 2017

España realiza los dos primeros trasplantes de corazón de donantes con hepatitis C: FUENTE: DIARIO ENFERMERO

España realiza los dos primeros trasplantes de corazón de donantes con hepatitis C


La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha abierto la puerta a los trasplantes cardiacos y pulmonares con órganos procedentes de pacientes con hepatitis C y, de hecho, ya se han trasplantado los dos primeros corazones con éxito, gracias a que los nuevos antivirales logran curar el virus en un porcentaje elevado de casos. Así lo ha asegurado la directora general de este organismo, Beatriz Domínguez Gil, durante una jornada organizada junto con la Sociedad Española de Cardiología (SEC) para celebrar el 50 aniversario del primer trasplante de corazón realizado con éxito en el mundo.

“El paradigma de la hepatitis C va a cambiar totalmente, hay muchas infecciones en el donante que se pueden asumir en el receptor porque son tratables con éxito, y la escasez de órganos hace que se pueda asumir ese riesgo, evidentemente informando siempre al receptor y tratándolo adecuadamente”, ha explicado.
De hecho, la ONT ya ha creado un grupo de trabajo para evaluar una actualización de los protocolos porque, hasta ahora, cuando tenían un donante con hepatitis C los órganos sólo se utilizaban en receptores también infectados. Sin embargo, con los nuevos tratamientos contra el virus que han aparecido en los últimos años la infección es curable en más del 95 por ciento de los casos.
De los dos casos realizados, el segundo es todavía muy reciente pero el primero “el receptor está vivo, con el injerto funcionante y ya se ha curado la hepatitis C”. Tras realizar el trasplante, se le hicieron análisis y cuando se detectó el virus se inició el tratamiento.
No obstante, la directora general de la ONT ha reconocido que también se está planteando la opción de tratar de forma anticipada o en el momento del trasplante, “para que no se exprese clínicamente la infección”.
Esta alternativa se está barajando también en otros países y tiene su origen en Estados Unidos, donde están falleciendo muchos usuarios de drogas parenterales, muchos de ellos con hepatitis C, que “podrían ser excelentes donantes cardiacos pero hasta ahora no se consideraban candidatos”.
Además, ha destacado Domínguez-Gil, en el caso de trasplantes torácicos, tanto en corazón como pulmón, se tratan de pacientes que “se encuentran en una situación entre la vida y la muerte”.
“Llevamos tiempo trabajando en definir cuáles son los límites en la utilización de órganos para trasplantes, y esto demuestra que lo que hasta ahora era una contraindicación para algunas donaciones, ahora no lo es”, ha señalado.
Nuevas estrategias para “poner de moda” el trasplante cardíaco
De hecho, la directora general de la ONT ha confiado en que esta alternativa sirva para “volver a poner de moda” en España el trasplante cardiaco, pese al inconveniente de que resulta “muy complicado encontrar un donante idóneo”.
Cada año se realizan entre 250 y 350 trasplantes de este tipo en España, que alcanzó su máximo histórico en el año 2000 con un total de 353 intervenciones. En 2016 se realizaron 281, 20 de ellos en niños.
Precisamente la edad, tanto del donante como del receptor, es otro de los temas en los que la ONT está trabajando dado que ya no se fijan límites de edad, con el objetivo de adaptarse al progresivo envejecimiento de la población española.
“No creemos en la edad cronológica sino en la edad biológica y todo donante que se comunica a la ONT se evalúa para todo tipo de órganos, aunque en el caso de corazón se deben dar otras condicionantes como que no haya tabaquismo, hipertensión, diabetes u otros aspectos que puedan afectar al funcionamiento cardiaco”, ha defendido.
Sin límites de edad, en receptor y donante
En lo que respecta al receptor, en principio no se suelen realizar a pacientes por encima de 70 años ya que “no compensa” exponer al paciente a una intervención de este tipo, tanto por la propia cirugía como por el tratamiento posterior. “Pero con el envejecimiento en España pueden cambiar esos paradigmas”, según Domínguez-Gil.
Y en cuanto a la edad del donante, la directora general de la ONT asegura que están trabajando por utilizar órganos de donantes de más edad.
De hecho, desde el año 2000 ha aumentado en 10 años la edad media del donante de corazón, de 33 a 43 años en 2016, y actualmente más del 60 por ciento de estos órganos proceden de donantes de más de 45 años. Además, el récord se consiguió al trasplantar un corazón de un donante de 76 años, y tras la cirugía “funcionó adecuadamente”.
Además, la ONT también está trabajando para realizar trasplantes cardiacos con órganos procedentes de donación en asistolia, dado que “la lista de espera nunca acaba”.
A lo largo del año suele haber unos 500 pacientes en lista de espera, de los que el 80 por ciento acaban trasplantados, el 5 por ciento fallece y el 15 por ciento restante acaban siendo excluidos por diferentes motivos, en general por un empeoramiento de la enfermedad.

lunes, 4 de diciembre de 2017

50 años del primer trasplante de corazón del mundo. FUENTE: El correo digital

Se cumplen 50 años del primer trasplante de corazón del mundo


«Vi su pecho vacío, sin corazón... Fue aterrador», recuerda una de las enfermeras que asistió en la operación

En la madrugada del 3 de diciembre de 1967, el cirujano Christiaan Barnard realizó con éxito el primer trasplante de corazón en Sudáfrica. La hazaña le valió el reconocimiento de sus pares pero también el odio de quienes le reprocharon actuar como si fuera Dios.
"No habíamos imaginado ni un solo segundo que este logro fuera a generar tanta indignación pública", relata a la AFP Dene Friedmann, en el mismo quirófano con azulejos de color verde agua donde hace 50 años asistió a la pionera operación. "El profesor Barnard recibió cartas muy críticas, cartas horribles que lo calificaban de 'carnicero'", recuerda la enfermera, hoy septuagenaria.
"Buitre", "sádico", "anormal", eran algunos de los insultos que llegaban de todos los rincones del mundo. "Por favor detenga estas operaciones. Un hombre nunca debería reemplazar un corazón humano, ya que el hombre no puede reemplazar a Dios", dijo en una carta un italiano. En tanto, en una misiva llegada de Australia un hombre le anunciaba al doctor Barnard que había pedido a la policía de Ciudad del Cabo que lo arrestara "lo antes posible".
Por aquel entonces, la revista francesa 'Paris Match' también recogió la polémica titulando. "La batalla del corazón. ¿Tienen los cirujanos este derecho?". En el imaginario colectivo, el corazón no es un órgano como los demás y su carga simbólica es mucho mayor. "En aquella época había muchas cuestiones éticas que resolver", explicó la enfermera.
La comunidad científica celebró esta proeza técnica y también muchos ciudadanos de a pie que se sumaron a las felicitaciones. "Un logro más importante que la exploración espacial". "Se escucha este latido de corazón en el mundo entero", era otro de los comentarios.
En el primer piso del hospital de Groote Schuur en Ciudad del Cabo, durante una noche que ya anunciaba la llegada del verano austral, Louis Washkansky iba a recibir el corazón de una joven de 25 años. En el quirófano, Dene Friedmann se inclinó sobre el paciente anestesiado. "Vi su pecho vacío, sin corazón (...) Fue aterrador", recuerda.
En una sala anexa el doctor Barnard ordenó apagar el ventilador de la donante, Denise Darvall, que yacía con muerte cerebral tras un accidente de tráfico. En 12 minutos, el corazón dejó de latir y fue llevado hasta donde se encontraba Washkansky, de 53 años. Para Barnard era muy importante que el corazón de Denise Darvall hubiera dejado de latir. "Era el primer trasplante de corazón y él no quería que uno pudiera reprocharle que hubiera tomado un corazón todavía con latidos", explica. "Había mucho nerviosismo. Todos nos preguntábamos si el corazón iba a latir" una vez trasplantado, comenta la enfermera.
El órgano fue colocado en el pecho abierto de Louis Washkansky. "El corazón permanecía inerte, sin signos de vida", contó Christiaan Barnard tras la operación. "Esperamos un tiempo -que me parecieron horas- hasta que comenzó a distenderse lentamente. Y de pronto, hubo una contracción del orificio de la aurícula, seguida rápidamente de los ventrículos (...) poco a poco, comenzó a latir".
El cirujano sudafricano de 45 años ganó la carrera a los estadounidenses, que también estaban en proceso de lograr esta hazaña. Y en parte fue debido a que la definición jurídico-médica de la muerte es distinta en ambas orillas del Atlántico. En Sudáfrica, un paciente se considera muerto cuando dos médicos experimentados lo declaran como tal. En Estados Unidos, en cambio, el corazón debe dejar de latir de manera efectiva, lo que reduce las posibilidades de éxito de un trasplante.

Durante el apartheid

Christiaan Barnard hubiera podido incluso realizar la operación unas semanas antes, ya que había donante mestizo compatible, pero esa operación era imposible en el contexto del apartheid. Hubiera sido interpretado como un nuevo acto demoníaco del régimen sudafricano racista. Hubiera sido inconcebible "dar a un blanco el corazón de una persona de color. El primer donante tenía que ser un blanco", explica Dene Friedmann.
Un rumor persistente hablaba de que un sudafricano negro, Hamilton Naki, participó en el primer trasplante pero que fue privado por el gobierno del apartheid, de cualquier reconocimiento.
Dene Friedmann aclara los hechos. Ella trabajó con Hamilton Naki en muchos experimentos efectuados en perros, antes del primer trasplante en humanos. "Él era muy talentoso, pero nunca operó a ningún paciente", dice. Y entonces, "no tuvo la oportunidad", durante el apartheid, "de practicar la medicina", explica.
Pero 18 días después de la primicia mundial, Louis Washkansky murió. La autopsia reveló que se trató un fallo pulmonar y no de su corazón. El paciente, con un sistema inmune debilitado, pereció a causa de una neumonía. Entonces, el doctor Christiaan Barnard, apodado "el hombre con los dedos de oro", "bajó de su oficina en la facultad de medicina y lloró", recuerda Dene Friedmann.
Su logro, sin embargo, le hizo entrar en la Historia. La enfermera cuenta que el gobierno del apartheid, "encantado de tener, por fin, buenas noticias", incluso lo nombró "su embajador".