Ciclos Formativos Ángeles Custodios

Bienvenid@s a nuestro nuevo blog, en el que encontrarás material para ampliar y profundizar en las asignaturas del Ciclo Formativo de Auxiliar de enfermería

400 horas de Formación en Centros de Trabajo

Hospital Basurto - Clínicas Dentales -Residencias Tercera Edad.

ÁREAS PROFESIONALES

Enfermería Clínica . Clínica Dental.

ÁREAS PROFESIONALES

Centros de Atención Primaria . Centros de Salud Mental. Residencias Tercera Edad

ÁREAS PROFESIONALES

Balnearios .Centros de Belleza.

miércoles, 18 de abril de 2018

¿HIPOTIROIDISMO?. FUENTE: PINTEREST


viernes, 13 de abril de 2018

miércoles, 11 de abril de 2018

¿citología alterada?. fuente: saber vivr

¿Qué significa que la citología salga "alterada"?

¿Qué enfermedades puede detectar una citología? Si sale alterada, ¿qué enfermedades puede detectar esta prueba?

POR EL DR. SANTIAGO PALACIOS - GINECÓLOGO
La citología no suele ser suficiente para diagnosticar un cáncer de cuello cervical. Cuando hay sospecha de malignidad, lo normal es que se hagan más pruebas.
Dependiendo del tipo de célula encontrada el médico puede aconsejarte otra citología en 6 meses, un test del virus del papiloma humano o una colposcopia, que consiste en examinar el cuello de útero con mucha precisión con un colposcopio.
Si se confirman las sospechas, un diagnóstico precoz permite un tratamiento sencillo. Esas células en principio se pueden extirpar fácilmente, por lo que no se desarrolla cáncer. Se extraen mediante procedimientos sencillos que no requieren hospitalización (el ginecólogo lo hace de forma ambulatoria en su consulta).
Tras realizarlo no hay ninguna consecuencia física para la salud, ni afecta de ningún modo.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Día internacional del síndrome de Down. Fuente: incluyeme.com

El síndrome de Down es una combinación cromosómica natural que siempre ha formado parte de la condición humana, existe en todas las regiones del mundo y habitualmente tiene efectos variables en los estilos de aprendizaje, las características físicas o la salud.

El acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva, así como la investigación adecuada, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona.
Con esta celebración, la Asamblea General quiere aumentar la conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. También quiere resaltar la importancia de su autonomía e independencia individual, en particular la libertad de tomar sus propias decisiones.

domingo, 18 de marzo de 2018

HIPOGLUCEMIA. FUENTE: PINTEREST


viernes, 16 de marzo de 2018

ICTUS. Fuente: saber vivir

Ictus

También se le suele llamar infarto cerebral, embolia o apoplejía y es vital conocer cómo avisa para evitar consecuencias graves. Dificultad para hablar, hormigueo, falta de coordinación... reconocer las señales puede salvar vidas.

¿QUÉ ES UN ICTUS?

El funcionamiento del cerebro está subordinado al riego sanguíneo. Si no recibe la suficiente sangre, puede sufrir un fallo o accidente cerebrovascular, también conocido como ictus.
El ictus, también llamado infarto cerebral, embolia, apoplejía o accidente cerebrovascular agudo (ACVA), se produce por la afectación de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro. Se puede comparar a un infarto de corazón, pero en este caso sucede en el área cerebral. En definitiva, es la interrupción de la circulación de la sangre que llega al cerebro de una forma aguda, brusca y repentina.
Según datos de la Sociedad Española de Neurología, el infarto cerebral es la tercera causa de muerte en hombres y la primera en mujeres. Uno de cada seis españoles sufrirá uno de estos accidentes a lo largo de su vida. Y aunque son más frecuentes en mayores de 65 años, se ha notado un aumento en personas de menos de 45 años.
Sin embargo, en muchos casos la gravedad de los accidentes cerebrovasculares agudos se debe al desconocimiento y a no saber detectar las primeras señales. En la mayoría de las ocasiones, el ictus avisa con una serie de síntomas y resulta esencial reconocerlos, ya que el daño cerebral severo puede tardar horas en producirse y es posible evitarlo o reducirlo si se actúa a tiempo.

Existen dos tipos de infartos cerebrales

Ictus isquémicos

Son los más frecuentes y aparecen cuando se obstruye un vaso sanguíneo debido a un coágulo, interrumpiéndose así el flujo normal de la sangre. El elemento que produce la obstrucción, llamado trombo, puede haberse originado en otra parte del cuerpo y haber ido "navegando" por el torrente sanguíneo hasta quedar atascado en el cerebro.

Ictus hemorrágicos

También conocidos como hemorragias cerebrales, aparecen por la rotura de un vaso. Además de los daños producidos por la falta de riego sanguíneo, genera otros relacionados con el modo en el que la sangre empieza a inundar el encéfalo.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Los síntomas del ictus aparecen de forma abrupta pocos segundos después de que se haya producido el accidente cerebrovascular, es decir, la interrupción del riego sanguíneo. En líneas generales, si el daño vascular está en el lado izquierdo del cerebro, la afectación corporal será del lado derecho, y al contrario.
Las señales de alerta a las que debes prestar atención son estas:

1. Tienes problemas repentinos para moverte

Puedes notar pérdida de fuerza o movilidad en las extremidades superiores o inferiores (brazos o piernas), en la cara o en un lado del cuerpo. Notas, por ejemplo, que te cuesta sonreír o mover uno de los dos brazos.

2. Notas insensibilidad o sensación de hormigueo

Experimentas una especie de acorchamiento o disminución de la sensibilidad en cualquier parte del cuerpo (cara, brazo, pierna) de forma brusca.

3. Te empieza a doler la cabeza intensamente

Aparece un dolor de cabeza muy fuerte y brusco, como un golpe de dolor que no remite o que va a más, y sientes que es diferente a las cefaleas habituales.

4. Experimentas dificultades para hablar

Te cuesta hacerte entender, tienes problemas de pronunciación o de ordenación de las palabras. Decir tu propio nombre te resulta imposible o muy difícil.

5. Pierdes el equilibrio

Notas una clara sensación de inestabilidad y pérdida de equilibrio, o te caes al suelo sin causa aparente que lo justifique.

6. Tienes problemas súbitos de visión

Experimentas una pérdida de visión, ya sea de uno o de ambos ojos, que aparece de forma abrupta, o bien te das cuenta de que ves doble.
Ten en cuenta que no tienen por qué darse todos estos síntomas, pero solo con que aparezca uno de ellos ya es motivo suficiente para acudir de inmediato a Urgencias, pues las secuelas dependerán de la rapidez con la que se reciba atención médica.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?

Actuar antes de que transcurran tres horas desde que comienzan a aparecer los primeros síntomas es fundamental para disminuir el riesgo de muerte y de secuelas. El tratamiento variará en función del tipo de ictus, lo que se sabrá tras realizar las pruebas oportunas.
Si es hemorrágico –que son los menos frecuentes, pero en muchos casos más severos–, se puede realizar cirugía para evacuar el hematoma cuando esté indicado (no siempre) o se puede hacer un drenaje para eliminar la sangre. No se suelen reparar los vasos que ya se han roto porque están debilitados y podría ser más peligroso.
Si es isquémico, se pauta una medicación para destruir el trombo que ha causado el infarto cerebral y así poder restituir la circulación normal de la sangre.
Según el daño provocado, estará o no indicada la rehabilitación cerebral en un centro especializado.
Sea cual sea la causa del infarto cerebral, conviene extremar los cuidados incluso una vez detectado, ya que algunas lesiones o consecuencias de las ya existentes –inmovilidad, falta de coordinación, dificultad para asociar ideas y razonar…–, pueden aparecer en los días o semanas inmediatamente posteriores. 

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR?

Aunque existen factores de riesgo que no pueden modificarse, como los antecedentes familiares y el proceso de envejecimiento, hay medidas de prevención que constituyen la mejor terapia contra el ictus. Es fundamental llevar una alimentación sana y equilibrada baja en grasas y sal, realizar ejercicio físico de forma regular y evitar hábitos tóxicos como fumar, abusar de las bebidas alcohólicas o consumir drogas.
Además, los siguientes factores aumentan el riesgo de que sufras un ictus:
  • Tu tensión supera los 130/90 mmHg.
  • Tienes un alto nivel de azúcar en sangre.
  • Fumas.
  • Tienes altas las cifras de colesterol y triglicéridos.
  • Llevas una vida sedentaria.
  • Te han diagnosticado un trastorno coronario. Dentro de las arritmias, la fibrilación auricular es una de las causas principales de ictus, por lo que debes estar muy controlada por el cardiólogo en caso de padecerla.
Por otro lado, debes saber que algunos fármacos, como los anticonceptivos orales y los tratamientos hormonales de reemplazo para la menopausia, aumentan el riesgo de ictus.
Además, las muertes por infarto cerebral son más habituales en épocas de temperaturas extremas, es decir, durante el invierno y el verano. Tenlo en cuenta si tienes los anteriores factores de riesgo.

lunes, 12 de marzo de 2018

Día Mundial del Glaucoma 2018. fuente: ICR BARCELONA



El Día Mundial del Glaucoma se celebra el 12 de marzo y da inicio a la Semana Mundial del Glaucoma, un proyecto colaborativo entre la Asociación Mundial de Glaucoma (World Glaucoma Association) y la Asociación Mundial de Pacientes con Glaucoma (World Glaucoma Patient Association). El objetivo del proyecto es contribuir a eliminar la ceguera que produce esta enfermedad mediante la concienciación y la alerta de la necesidad de someterse de manera regular a controles oftalmológicos en los que se examine el nervio óptico.

El día 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Glaucoma. ¿Qué es exactamente el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad que afecta el ojo, más específicamente al nervio óptico, y provoca inicialmente una afectación de la visión periférica (del campo visual) del paciente que, si no se detecta y trata de manera adecuada, puede progresar hacia una pérdida de visión más grave que afecte a la visión central.


En España, el glaucoma afecta a un millón de personas. ¿Quiénes corren mayor riesgo de sufrir esta enfermedad?

Uno de los principales factores de riesgo para padecer glaucoma es la presión ocular elevada. La frecuencia de la enfermedad también aumenta a medida que nos hacemos mayores, por lo que es más frecuente en personas mayores de 40 años y especialmente en mayores de 60 años.
Las personas con familiares directos (padre, madre, hermanos) que han sufrido glaucoma, las que tienen altos grados de miopía (de más de 6 dioptrías) y las que tienen antecedentes de traumatismos en el ojo también corren mayor riesgo de sufrir la enfermedad.

¿Hay distintos tipos de glaucoma? ¿Cuáles son sus causas?

Los dos tipos más importantes de glaucoma son los siguientes
  • El glaucoma de ángulo cerrado o cierre angular agudo tiene una causa mecánica y se produce cuando el iris obstruye la salida del humor acuoso, lo que provoca una subida muy importante de la presión ocular con dolor ocular, disminución de la visión y ojo rojo.
  • El otro gran grupo es el glaucoma crónico o de ángulo abierto, en el que la presión ocular está elevada pero no se produce inicialmente ningún síntoma, lo que hace más difícil su detección hasta que empieza a afectar a la visión.
El Dr. Antón, jefe del Departamento de Glaucoma, nos habla también de los tipos de glaucoma y de sus características.

¿El glaucoma puede provocar ceguera? ¿Puede evitarse?

El glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible a nivel mundial. Además, por cada caso que está diagnosticado y controlado, hay una persona que camina por la calle y que no sabe que tiene glaucoma. Se calcula que aproximadamente un 50 % de los casos de glaucoma no están diagnosticados.

¿Tiene tratamiento? ¿Se puede curar?

Para tratar el glaucoma, se utilizan distintos escalones terapéuticos con el objetivo de intentar detener la progresión de la enfermedad.
Lo habitual es comenzar con tratamiento médico en gotas para reducir la presión ocular. Si esto no fuera suficiente, se puede pasar a utilizar procedimientos láser y, en tercer lugar, se puede recurrir a tratamientos quirúrgicos, según lo requiera el caso.

¿Hay alguna manera de prevenir el glaucoma?

El gran problema en el caso de glaucoma de ángulo abierto es que es una enfermedad crónica que no da ningún síntoma en sus etapas iniciales. Por este motivo, la única manera de detectarlo es haciendo controles periódicos a partir de los 40-45 años. Esto es especialmente recomendable en personas con familiares directos que padezcan la enfermedad o que tengan miopía elevada.

viernes, 9 de marzo de 2018

el sistema endocrino. Fuente: pinterest


miércoles, 7 de marzo de 2018

Requisitos para estudiar Auxiliar de Enfermería. fuente: auxiliarde enfermeri.com

Requisitos para estudiar Auxiliar de Enfermería

Los requisitos necesarios para poder entrar a un instituto y graduarse cómo Auxiliar de Enfermería varían de acuerdo a la institución donde acudas, al menos esto es así en España, sin embargo, los requisitos obligatorios para ser admitidos son los mismos que en cualquier otra institución donde se imparta cualquier módulo de grado medio diferente a Auxiliar de Enfermería, tienes que cumplir uno de los 3 requisitos académicos siguientes:

  1. La persona debe estar graduado en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o debe tener cualquier título de carácter superior a la primaria como por ejemplo el bachillerato, cómo ya se mencionó desde un principio se necesita de una nota alta en este periodo estudiantil para acceder a cualquier campo de la salud y esto incluye el ciclo formativo de grado medio de auxiliar en enfermería, la nota mínima necesitada para optar posiblemente a un cupo es de 8 en la media de ESO (debido a la gran demanda que hay).
  2. Debe poseer un título de cualquier otro ciclo educativo medio o superior, cómo, por ejemplo: ciclo medio de Técnico en Emergencias, debido a que un Auxiliar de Enfermería posee más contacto y poder sobre un paciente, entonces se hace obligatorio tener conocimiento básico de la salud para poder ingresar.
  3. Debe poseer aprobado el antiguo BUP o Bachillerato Unificado Polivalente, que es lo mismo decir hoy en día 2º de bachillerato, para ser un Auxiliar de Enfermería no se necesita cumplir con un rango de edad, por eso aquellos que tengan el título de BUP pueden ingresar sin ningún inconveniente.
En cambio para acceder al grado medio de Auxiliar de Enfermería por medio de una prueba de acceso libre se necesita cumplir con un solo requisito, esta prueba es una opción para aquellas personas que no tienen uno de los 3 requisitos básicos anteriores, finalmente para ingresar se necesita superar la prueba de acceso a ciclos básicos que pertenezcan a un gran medio, para poder realizarla debes tener al menos unos 17 años de edad ya cumplidos, lo mejor es que si presentas pruebas de tener experiencia laboral dentro del campo de sanidad que sea de al menos un año, estas exento de aprobar la parte científico-técnica del examen para acceso.
De acuerdo a la institución a la que accedas puede ser que necesites otros requisitos personales, lo importante es saber cuál opción vas a utilizar para acceder a estos cursos, actualmente la vía más segura es consiguiendo la plaza de manera directa: esto se logra tras formar parte de la lista de inscritos en el curso sin realizar ningún tipo de examen previo, para ello es necesario poder cumplir con una pequeña serie de requisitos, los cuales son: ser mayor de 18 años; tener por lo menos un título donde se afirme que cumples con la educación secundaria obligatoria; poseer un título donde se acredite que poseen algún título de auxiliar u otra titulación equivalente que sea parte del ámbito de la salud.

miércoles, 28 de febrero de 2018

Cuatro de cada diez tumores se pueden evitar. fuente: el mundo

Cuatro de cada diez tumores se pueden evitar con hábitos saludables

El tabaco es responsable del 33% de los tumores
El alcohol está detrás del 12 % de los cánceres y la obesidad provoca uno de cada veinte
El 40% de los cánceres se podrían evitar adoptando hábitos de vida saludables, entre ellos el abandono del tabaco, responsable del 33 % de los tumores, el alcohol, que está detrás del 12 % de los cánceres, o la obesidad, que provoca uno de cada veinte.

Así lo ha asegurado hoy la presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Ruth Vera, que ha destacado el aumento de la incidencia del cáncer en España -en 2017 ha habido 228.482 nuevos diagnósticos-, motivado fundamentalmente por el aumento de la esperanza de vida, la segunda más alta de todo el mundo, sólo por detrás de Japón, y por hábitos de vida poco saludables.
Entre ellos, la presidenta de la SEOM ha advertido de que el tabaco está detrás de 6 millones de muertes anuales en todo el mundo y es responsable de 1 de cada 3 tumores, mientras que el alcohol causa 300.000 fallecimientos -el 12% de los tumores- y la obesidad provoca 1 de cada 20 cánceres.
Además, el 9% de los tumores está asociado a una dieta pobre en fruta, verdura y con exceso de carne roja, de sal o de alimentos procesados.
A pesar de estos datos, España sigue siendo uno de los países de Europa con más altas tasas de tabaquismo, de manera que más de 20 % de la población fuma a diario.
Tampoco son buenos los datos relativos al ejercicio físico. "Estamos a la cola de Europa con más del 47% de la población mayor de 15 años que no realiza ningún tipo de ejercicio. Son cifras alarmantes", ha subrayado.
Por otra parte, el 17% de la población española es obesa y el consumo del alcohol "es alto".
Con estos datos, la SEOM estima en su informe 'Las cifras del cáncer en España 2018' que en el año 2035 habrá 315.413 nuevos casos de cáncer en España, de los que 198.157 serán hombres y 117.256 mujeres.
De hecho, uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres padecerá un cáncer a lo largo de su vida.
El dato positivo es que la supervivencia de los pacientes con cáncer va en aumento hasta alcanzar el 53-55% de curación a los cinco años del diagnóstico, cifras que han mejorado en relación con el pasado, aunque esto se debe esencialmente a los progresos obtenidos en algunos tumores, como el de mama o el de colon, mientras que los de otros tumores continúan siendo similares.
En cuanto al tipo de tumor, el más frecuente continua siendo el colorrectal (34.331 nuevos diagnósticos en 2017), seguido del de próstata (30.076), pulmón (28.645), mama (26.370), vejiga (14.677) y estómago (8.284).
Debido a su alta prevalencia, el cáncer constituye una de las principales causas de ingreso hospitalario en España.
Así, en 2015 los tumores fueron la tercera causa de estancia hospitalaria(3.599.306 estancias), por detrás de las enfermedades del aparato circulatorio (3.886.462 estancias) y respiratorio (3.886.462).
El cáncer fue, sin embargo, la principal causa de muerte en los hospitales españoles (el 24,2% de todos los casos).
La mortalidad por cáncer en 2016 fue la segunda causa de muerte en España, con 112.939 fallecimientos (68.619 casos en varones y 44.320 en mujeres).
Los tumores responsables del mayor número de fallecimientos fueron el cáncer de pulmón (22.187 muertes) y el colorrectal (15.802 muertes), seguidos a una gran distancia del cáncer de páncreas (6.789), cáncer de mama (6.477) y cáncer de próstata (5.752).
Los fallecimientos por cáncer de pulmón se han incrementado en este último año y, en cambio, las muertes por cáncer de próstata han disminuido, mientras que las ocasionadas por cáncer colorrectal, páncreas y mama se mantienen en datos similares.

domingo, 25 de febrero de 2018

5 comidas al dia. fuente: pinteret


viernes, 23 de febrero de 2018

Trucos para preparar una oposición con éxito. fuente:el opositor

Consejos Oposiciones


Preparar oposiciones no empieza por estudiar, aunque eso ya lo señalamos hace tiempo. Una vez que escogemos la oposición a la que deseamos presentarnos hay que dar pasos seguros antes de ponernos a estudiar, pasos que pueden definir el éxito o el fracaso en nuestro propósito, no consiste en aprobar, sino en conseguir UNA PLAZA.

¡Qué bonito suena! ¿Verdad? ¡Pero cuanto queda aún para eso!

Vamos a ser realistas, comenzar a opositar supone dinero, sí, puede que hasta bastante, nunca se sabe. Primero tienes que buscar un preparador, el temario y todas aquellas cosas imprescindibles para empezar a estudiar, esas que te facilitarán las cosas cuando tus codos lleven ampollas y tu mirar al horizonte no suponga una puesta de sol sino un montón de folios con letras negras, algunas iluminadas con colores llamativos y anotaciones a los lados con una letra indescriptible.

El comienzo del estudio no puede producirse hasta que no tengamos acondicionado el lugar. Ese cuarto de estudio que se convertirá en nuestra pequeña cárcel o celda de castigo que nos promete un futuro seguro, lo de brillante, ya depende de cada uno y sus aspiraciones. Además, debes dedicar una mañana a preparar “tu vuelta al cole” particular. Hay que ir a comprar material como si tuvieses 10 años y fuese septiembre, bolígrafos, iluminadores, y lo que yo considero fundamental, un tablón de corcho. Sí, de estos que había en la clase para las notas, las excursiones a la nieve, etc.

Ahora, piensas, no sé quien escribe esto pero está un poco loco. Bueno, piensa lo que quieras pero lo del corcho es eficaz. Si yo fuera tú seguiría leyendo, puede que te interese.

El tablón es la clave de la organización y la planificación. El éxito en unas oposiciones es la suma de la planificación, la dosificación y la constancia. La motivación, fundamental para poder aguantar todo el sacrificio que supone preparar una oposición y protagonista de los dos artículos anteriores, sola, sin esfuerzo, es igual a nada. El estudio es lo que nos hace funcionarios, pero claro, estudiar sin motivación es imposible. Ambos conceptos se necesitan, se retroalimentan el uno al otro.

El tablón va a ser nuestra guía para preparar las oposiciones. Nuestro espejo en el que felicitarnos por los éxitos y castigarnos por los fracasos. Primero haremos dos listas que colgaremos en nuestro preciado tablón. La primera señalará en letra pequeña pero clara todos nuestros puntos débiles y deficiencias y al lado de cada punto escribiremos, esta vez en letra grande y negrita los castigos. Sí, habéis oído bien, cada vez que recaigamos en una de nuestras flaquezas nos autocastigaremos, una hora más de estudio ese día, no pasar de tema hasta que no sé que fecha, o estudiar un sábado por la mañana si es que no lo estamos haciendo ya. El castigo tendrá que ser equilibrado con la infracción. La otra lista, ya os lo imaginareis, es para las buenas conductas a reforzar y sus premios. Los premios y los castigos pueden ser de cualquier tipo, no tienen porqué estar relacionados con el estudio o las oposiciones, pueden ser personales.

En el tablón, además, colgaremos una planificación con fechas para superar temas, simulacros de exámenes y fechas de repasos.

Vamos, que debemos concienciarnos del papel de líder y tomar las riendas para alcanzar la tan soñada meta.

Para empezar a estudiar debemos tomarnos las oposiciones como un empleo. No somos monjes de clausura, si te lo tomas así, estás perdido. En 6 u 8 meses te habrás saturado y no rendirás o querrás abandonar. Hay que tener claro que más horas de estudio no es equivalente a más rendimiento.

Comenzaremos a preparar las oposiciones con una media jornada, cuatro horas que son aguantables para todo el mundo y con algún descanso entre medio. ¿Por qué tan poco tiempo? Sencillo, hay que acostumbrarse al ritmo, ir andando poco a poco. Salir corriendo el primer día puede provocarnos una lesión que nos retrase en nuestro empeño.

A los tres meses, nos ampliamos el contrato a cinco horas y al cuarto mes a seis. Al sexto mes ya somos indefinidos y por tanto, a currar ocho horas como todo hijo de vecino. Eso sí, jornada de lunes a viernes, los fines de semana los reservamos para horas extras cuando se vaya acercando la oposición. Bueno, los que trabajan mientras preparan la oposición, pensarán y nosotros qué. Evidentemente, si trabajas, haz lo que puedas, no podemos exigirte más, ni tú, tampoco.

Además, antes de ponernos totalmente en serio a comernos los apuntes, hay que distribuir el tiempo total que tenemos, o creemos tener, hasta los exámenes entre todo el temario, marcando claramente las horas de estudio de cada tema. Una vez marcado el calendario, como no, a colgarlo en el tablón.

También hay que planearse simulacros de examen mensuales. Haz test o exámenes a desarrollar según las pruebas a las que debas presentarte. En el caso de temas a desarrollar prepárate bolitas, tantas como temas tengas para esa prueba. Saca una y realiza el simulacro. Lo mismo es en el caso de tener exámenes orales. Para estos simulacros fija un día del mes y señálalo en tu planificación del tablón.

Lo más importante a la hora de organizarnos es ser realistas y, también, flexibles. Una buena idea para implantar medidas justas de flexibilidad, sin darnos a nosotros mismos una mano y cogernos el brazo entero, es utilizar un sistema de bonos. Un bono que nos otorgue un máximo de tres cambios al mes. Cada vez que realicemos un cambio cogeremos una parte del bono, así hasta acabarlo. Evidentemente, lo mejor sería no gastar el bono completo. Ah! Y una regla de oro: “Los bonos no se acumulan del mes anterior”. Si un mes no gastas todos los cambios, tiras el bono y para el mes siguiente te fabricas un bono de tres cambios nuevamente. Es una forma de ser equilibrados, los excesos suelen jugar malas pasadas en la vida, sobre todo, a los opositores.

Para un opositor, una parte fundamental del estudio siempre serán los repasos. Si no queremos olvidar todo lo estudiado, debemos marcarnos un repaso equilibrado con el estudio. El tiempo dedicado a esto debe aumentar progresivamente ya que cada día se tienen menos temas por estudiar pero más temas que repasar.

Después de tener la planificación colgada en un corcho lleno de papeles, con mucha vida y colores, empieza lo duro, lo realmente duro: ESTUDIAR.

Los pasos a seguir todos los conocemos, siempre aparecen en todas las recomendaciones para preparar oposiciones o en todos los manuales de técnicas de estudio.

Primero sería la lectura. Cuando por fin tenemos todo el temario, hay que sentarse a leer tranquilamente. En esta primera fase, la ilusión está al máximo de los niveles posibles. Todo es positivo. ¡Qué interesante!, ¡Este parece fácil de aprender!, pensamos.

Sin duda, el segundo paso sería el conocido subrayado. Es un paso sencillo, estamos en pleno apogeo de la ilusión. Subrayamos y nos parece tan sencillo recordar lo subrayado. La motivación está en época de esplendor.

El tercer paso es el resumen. Algunos comienzan a flaquear en esta parte del estudio. Supone el primer esfuerzo real y la motivación puede que haya comenzado ha descender la escalera. Recordar todo no nos resulta ya tan sencillo y ¡hay tantos temas!

La siguiente fase es la de hacer esquemas. Aquí puede que nos volvamos a encarrilar. El tren sigue su rumbo. Hacer esquemas nos refuerza ya que nos ayuda a recordar palabras e ideas clave con relativa facilidad.

El gran problema suele llegar en la fase de la memorización. ¡No, es imposible!¡ Jamás voy a ser capaz de aprenderme todo esto! Dime, ¿no estarás en esta fase? Te parece que no avanzas y te desesperas. Tranquilízate, es cuestión de tiempo. Muchos antes lo estudiaron y ahora tienen su plaza. Es el periodo más duro de una oposición, el de mayor sacrificio, pero no lo olvides, la constancia es la clave del éxito. Para estos momentos, hay miles de manuales sobre técnicas nemotécnicas que pueden sernos de utilidad. También hay que ser consciente que algunas son más eficaces que otras, y que aunque nos las planteen como bíblias para memorizar, sólo son una forma de allanarnos el camino, pero sin pies con los que caminar no llegaríamos a ningún sitio. No desistas, todo aquello por lo que has decidido ser opositor te ayudará en el sacrificio, en aguantar la hincada de codos y el ritmo frenético de unas oposiciones.

Y, por último, para acercarnos al triunfo sólo quedaría la parte más agradecida del estudio, el repaso. Cada tema repasado es un paso adelante. Cada día nos queda menos para alcanzar nuestro objetivo. Aquí, nuestra autoestima se reactiva.

Para todo opositor, el repaso final es duro. Son muchas horas, aquí puede que hasta fines de semana completos. Los exámenes están cerca, muy cerca. Todo llega a su fin, o eso esperamos.

Preparar oposiciones es una carrera de resistencia, no vale la velocidad, sólo la constancia, la organización. Respira hondo, suerte y a por ello.

martes, 20 de febrero de 2018

Descubren una proteína que mantiene 'dormida' la metástasis del cáncer de mama. Fuente: el mundo

Descubren una proteína que mantiene 'dormida' la metástasis del cáncer de mama


Cuando la proteína MSK1 está presente, la metástasis en este tipo de tumores tardan más tiempo en aparecer
De todos los interrogantes que aún quedan por desenmarañar en la metástasis del cáncer de mama, empieza a descifrarse por qué en algunas mujeres aparece más tarde que en otras, incluso décadas después de haberse finalizado el tratamiento. La clave se encuentra en la presencia de unas proteínas capaces de mantener 'dormidas' las células metastásicas de este tipo de tumores.

Un equipo de científicos españoles del Instituto de Investigación Biomédica (IRB Barcelona) ha analizado el tipo más frecuente de cáncer de mama, es decir, el hormonodependiente, en el que se expresa el receptor de estrógenos (ER +) y que representa entre el 70% y el 80% de todos los casos. "Es cierto que son menos agresivos que los triple negativo y los HER2+, pero también causan metástasis y cuando lo hacen tienen un comportamiento particular", argumenta a El Mundo Roger Gomis, principal responsable de este trabajo que acaba de publicarse en la páginas de la revista Nature Cell Biology (con el apoyo de la Fundación BBVA, entre otras entidades).

Sólo un pequeño grupo de las afectadas por el tumor hormonodependiente recaerá en menos de cinco años "y tienen un riesgo sostenido a lo largo de la vida, 10, 20 incluso 30 años después de finalizar el tratamiento", apunta Gomis. Precisamente porque se sabe que este tipo de tumor se caracteriza por un largo periodo de latencia sin síntomas, una vez tratados los tumores ER + con cirugía, se plantea la quimio y después se inicia una terapia hormonal (tamoxifeno). En palabras de Gomis, "se mantiene durante los cinco años siguientes para eliminar posibles células afectadas que queden latentes".
El problema es que en algunas pacientes la posibilidad de recaída va más allá de los cinco años. ¿Por qué en unas mujeres la metástasis aparece antes y en otras décadas después del tratamiento? Tras un trabajo de laboratorio con modelos de ratón, Gomis y su equipo identificaron una proteína, denominada MSK1, que cuando estaba presente la metástasis tardaba más. De alguna manera, la presencia de estas proteínas mantiene 'dormidas' a las células metastásicas del cáncer de mama.
Al comprobarlo posteriormente en muestras de pacientes, con la colaboración del Hospital Clínic de Barcelona, el Clínico de Valencia y la Jiménez Díaz de Madrid, los resultados fueron confirmados. Los tumores de cáncer de mama ER + que no expresan MSK1 se asocian a un riesgo de recurrencia más anticipado, mientras que aquellos que la expresan harán metástasis más tarde en el tiempo.
Hasta la fecha, "los mecanismos que permitían a las células de cáncer de mama salir de la latencia eran poco conocidos en modelos preclínicos y menos en pacientes", remarca el investigador principal.
La proteína MSK1 actúa como freno, lo que en la práctica clínica "podría ayudar a identificar a aquellas personas con riesgo cercano de sufrir recaídas con el objetivo de realizar un seguimiento más estricto de lo habitual. Ya se sabe que cuanto antes se detecta, más opciones hay para actuar de una forma temprana", según Gomis. Dado que se trata de una prueba experimental de laboratorio, "antes habría que estandarizarla y optimizarla para hacer un ensayo clínico donde pueda demostrarse su uso óptimo", reconoce el líder del trabajo. "Esto podría tardar entre siete y nueve años".
Más a largo plazo, haber identificado esta proteína podría ayudar a buscar un compuesto que copie su mecanismo pensando en un futuro tratamiento, no para curar sino para mantener las lesiones metastásicas 'dormidas' el máximo tiempo posible.